viernes, 22 de mayo de 2009

ANTONIO VEGA



Las etapas de la vida están marcadas por personas, lugares, situaciones, momentos. Y a veces tienen hasta su propia banda sonora. Para mi la música es, en parte, una banda sonora que me acompaña en todas las etapas.
Termino estas líneas haciéndole un homenaje a Antonio Vega con una letra que resume parte de su sufrimiento vital. Perdemos al artista, pero nos quedan sus canciones y sus letras. Descanse en paz.

El Sitio de mi Recreo

Donde nos llevó la imaginación
donde con los ojos cerrados
se divisan infinitos campos

Donde se creó Ia primera luz
germinó la semilla del cielo azul
volveré a ese lugar donde nací

De sol, espiga y deseo
son sus manos en mi pelo
De nieve, huracán y abismos
el sitio de mi recreo

Viento que en su murmullo parece hablar
mueve el mundo y con gracia le ves bailar
y con él el escenario de mi hogar.

Mar bandeja de plata, mar infernal
es un temperamento natural
poco o nada cuesta ser uno más.

De sol, espiga y deseo
son sus manos en mi pelo
De nieve huracán y abismos
el sitio de mi recreo,

Silencio, brisa y cordura
dan aliento a mi locura
Hay nieve, hay fuego, hay deseos
allí donde me recreo

2 comentarios:

  1. La música está de luto

    ResponderEliminar
  2. Es cierto, ha muerto parte de la banda sonora de mi vida.
    Saludos

    ResponderEliminar

Deja tu Huella:

LAS VISITAS